Caracas, 06 de diciembre de 2017.- Cantos de Trabajo del Llano es la sexta manifestación cultural venezolana reconocida por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

cantos6
Foto: Archivo

Esta tradición es una práctica cultural de comunicación vocal consistente en cantar individualmente melodías a capela sobre temas relacionados con el arreo y ordeño del ganado. Fruto de la estrecha relación existente entre las poblaciones llaneras con el pastoreo de bovinos y los caballos, esta práctica forma parte del sistema tradicional de crianza de ganado de Los Llanos, que sintoniza perfectamente con la dinámica de la naturaleza y el medio ambiente de esta región.

Los cantos narran vicisitudes de la vida individual y colectiva de los llaneros y se transmiten oralmente a los niños desde su infancia. La vitalidad de la práctica de este elemento del patrimonio cultural se ha visto mermada paulatinamente por toda una serie de cambios socioeconómicos y políticos que han modificado considerablemente el universo cultural de las comunidades de Los Llanos.

Cantos2
Foto: Archivo

Toda una serie de ambiciosos planes de ordenación territorial concebidos con una perspectiva desarrollista han conducido a hondas transformaciones no sólo de los sistemas de propiedad y uso de la tierra, sino también de los espacios naturales, sociales y culturales donde se interpretan los cantos.

Esto ha traído consigo una pérdida de interés por las técnicas y los valores característicos de las faenas llaneras, que se traduce en una serie de amenazas para la viabilidad de este elemento del patrimonio cultural. No obstante, se están realizando numerosos esfuerzos para salvaguardarlo con aplicación de una estrategia pedagógica basada en la celebración de más de 20 encuentros entre depositarios de este patrimonio cultural y jóvenes de la región; elaboración de proyectos de formación para maestros de escuela; y organización de numerosos festivales de canto.

Las otras manifestaciones culturales venezolanas declaradas como Patrimonio de la Humanidad son los Diablos Danzantes de Corpus Christi, en 2012; La Parranda de San Pedro, en 2013; La Tradición Oral del Pueblo Mapoyo, en 2014; el Tejido de la Curagua, en 2015 y Los Carnavales de El Callao en el 2016.

La delegación venezolana en Corea del Sur estuvo compuesta por Ángel Remigio Tovar y Vidal Colmenares, dos portadores venezolanos de la manifestación; junto a George Amaiz, coordinador de la Oficina técnica de enlace con la Unesco del Centro de la Diversidad Cultural (CDC). /CC

cantos7

 

Puedes VER TRABAJO ESPECIAL relacionado a las otras manifestaciones culturales venezolanas declaradas como Patrimonio de la Humanidad.

Fuente: Unesco