Foto: Archivo
Foto: Archivo

Caracas, 19 de junio de 2016. El comandante de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Antonio Benavides Torres, ordenó la detención de los guardias nacionales presuntamente implicados en los hechos violentos acaecidos la tarde de hoy en el distribuidor Altamira, donde hubo un fallecido y varias personas resultaron heridas.

A través de su cuenta en Twitter @ABenavidesT indicó que los efectivos tienen prohibido el uso de armas de fuego en disturbios y se abrió una investigación para verificar el incumplimiento de las normas. Asimismo,  destacó que: “En tal caso el individuo será puesto a ordenes de las autoridades para que asuma su responsabilidad #19Jun“.

Benavides Torres, ratificó el compromiso de la GNB en acatar las normas de la Carta Magna venezolana y exigió a los actores políticos dejar a un lado la violencia que solo busca muerte y destrucción. También reiteró que la guardia bolivariana tiene “instrucciones expresas de controlar el Orden Público con apego estricto a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela”.Además, condenó el uso de arma de fuego en operaciones para restablecer el orden público.