DO9AZlPUIAA-v0l

Caracas, 18 de noviembre de 2017.- “La Ley contra el Odio, por la Convivencia Pacífica y la Tolerancia persigue la estabilización política del país a través de la aplicación de la justicia”,  la oposición no tiene una dirección política, ni tampoco argumentación ideológica y por eso han cultivado el odio, afirmó este sábado el constituyente Alberto Aranguibel.

En el programa Diálogo Constituyente, transmitido por Venezolana de Televisión, desde la Academia Militar Venezolana, señaló que la ley fue discutida por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) como tema primordial, ya que esta “garantizará la efectividad de lo que persigue la Revolución Bolivariana, que es el bienestar del pueblo”.

El constituyente apuntó que la libertad de expresión no está en las manos del pueblo, están en manos de quienes son dueños de los medios de comunicación.

Explicó que la Revolución Bolivariana no pretende imponer ni avanzar a un pensamiento único sobre un modelo político, sino “unificar un criterio en función de la Patria”.

“La sociedad burguesa está acostumbrada a un modelo político completamente distinto al que propone la Revolución Bolivariana. Todo proceso revolucionario busca la reivindicación del desposeído frente al opresor. En el caso venezolano, desde la óptica chavista, la inclusión social tiene que ver con muchos aspectos: en el ámbito político también hay una propuesta chavista de inclusión social”, aseguró.

La situación más apremiante para la sociedad venezolana es el tema económico, pero si no se resuelve lo político, es decir la estabilización del país, no hay manera que avance una solución en cuanto la contención de la inflación inducida, provocada por sectores de la derecha nacional con apoyo de sus acólitos en el ámbito internacional.