Cuba

Caracas 03 de octubre de 2017.- El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, denunció este martes la decisión infundada e inaceptable del Gobierno de Estados Unidos (EEUU) de expulsar a diplomáticos cubanos de Washington en respuesta a supuestos “ataques acústicos” a funcionarios estadounidenses en la isla.

“Una vez más, el gobierno de EEUU, en una acción injustificada, decidió la salida de 15 funcionarios de la embajada de Cuba en Washington”, aseveró Rodríguez y dijo que la Cancillería cubana “protesta enérgicamente y denuncia decisión infundada e inaceptable, así como pretexto utilizado para justificarla”, reseñó Telesur.

Rodríguez indicó que “es infundado afirmar que Cuba no adoptó todas las medidas adecuadas para prevenir alegados incidentes contra diplomáticos de EE.UU.”

El canciller cubano acusó al país norteamericano de responder de manera precipitada, inapropiada e irreflexiva sin que haya terminado la investigación y pese a carecer de evidencias concluyentes sobre los supuestos “ataques acústicos” en La Habana.

Resaltó que la investigación arrojó, como resultado preliminar y según la información disponible y datos proporcionados por Estados Unidos, que “no existen evidencias de la ocurrencia de los alegados incidentes, ni de las causas y el origen de las afecciones de salud notificadas por los diplomáticos estadounidenses y sus familiares”.

“Las informaciones entregadas por la parte estadounidense han llevado al comité de expertos cubanos a concluir que estas son insuficientes y que el principal obstáculo para el esclarecimiento de los incidentes ha sido la falta de acceso directo a los afectados y a los médicos que los examinaron, la entrega tardía de evidencias y su carencia de valor, la ausencia de una información primaria fiable y contrastable, y la imposibilidad de realizar intercambios con expertos de los Estados Unidos con conocimiento sobre hechos de esta naturaleza y de la tecnología que pueda haberse empleado, a pesar de haberlo planteado reiteradamente como una necesidad para avanzar en la investigación”, explicó.

El funcionario aseguró que Cuba cumple con seriedad y rigor sus obligaciones con la Convención de Viena. Además, la isla ha actuado con “profesionalismo e inmediatez para esclarecer alegados incidentes” contra diplomáticos de EEUU.

Aclaró que al ser notificados de los supuestos ataques, Cuba inició rápidamente una investigación “exhaustiva y prioritaria”, que aún sigue en curso. Además, “se reforzaron medidas de protección de los diplomáticos estadounidenses, sus familiares y sus residencias”.

También se habilitaron nuevos canales de comunicación expedita entre la embajada estadounidense en La Habana con el Departamento de Seguridad Diplomática.

Asimismo, se creó un “comité de expertos para análisis integral de los hechos, integrado por autoridades policiales, médicos y científicos”, indicó Rodríguez.

El funcionario resaltó que Cuba “jamás ha perpetrado ni perpetrará ataques de ninguna naturaleza contra funcionarios diplomáticos”.

Rodríguez sostuvo que la reducción de personal diplomático cubano de Washington solo hace retroceder las relaciones bilaterales, las cuales ya fueron afectadas en junio pasado por el anuncio del presidente Donald Trump de una nueva política hacia la isla. /CC