Foto: Reuters
Foto: Reuters

Caracas, 07 de diciembre de 2017.- El Comité de Familiares de Detenidos – Desaparecidos en Honduras (Cofadeh) denunció este miércoles violaciones a los derechos humanos durante las protestas de los ciudadanos para exigir transparencia electoral ante las irregularidades reportadas por observadores internacionales en los comicios del pasado 26 de noviembre.

El informe “Honduras crisis política post electoral y su impacto en los derechos humanos”, presentado por el Comité, destaca el asesinato de 14 personas, 51 heridos y 844 detenciones, de los cuales 501 ocurrieron durante la suspensión de las garantías constitucionales desde el pasado primero de diciembre, reseñó teleSUR en su portal web.

“Al menos en tres casos hemos documentado que la policía militar apaga las luces de sus patrullas, se van a pie y esconden las patrullas, e incluso allanan residencias y detienen a manifestantes del cacerolazo, los llevan por diferentes calles, les hacen secuestros, los golpean y después lo liberan bajo amenaza de que si los vuelven a ver en la calle los van a asesinar”, detalló una de las representantes del Cofadeh.

También denunció el sobrevuelo de helicópteros en la ciudad. “Algunos sobrevuelan muy bajo. Ese tipo de sobrevuelo es de identificación y de vigilancia. Esa información podría estar siendo trasladada a la policía en tierra, porque ha sido muy significativo que después de que sobrevuele el helicóptero han detenido a personas, quienes luego han sido golpeadas”, dijo.  “Hay otros casos en los que la policía se camuflajea en áreas oscuras y allanan residencias”, agregó.

Presunto fraude electoral

Honduras celebró elecciones el pasado 26 de noviembre, proceso durante el cual los observadores internacionales denunciaron varias irregularidades. A mitad del conteo de votos, el candidato de Alianza de Oposición contra la Dictadura, Salvador Nasralla, tenía una ventaja de cinco puntos porcentuales sobre el actual mandatario Juan Orlando Hernández.

Sin embargo, cuando faltaban un poco más de cinco mil actas por escrutar el sistema del Tribunal Supremo Electoral (TSE) se cayó y el proceso quedó paralizado. Al restablecerse, la brecha entre ambos candidatos se había reducido hasta darle la ventaja Hernández.

El TSE no dio resultados oficiales el mismo día de las elecciones y tardó ocho días en terminar el conteo de votos, lo que desató las protestas. El Gobierno declaró el primero de diciembre el toque de queda y la suspensión de las garantías constitucionales.