Carreño

 

Caracas, 04 de julio de 2017.-  El diputado por el Bloque de la Patria, Pedro Carreño, afirmó durante el antejuicio de mérito contra la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, que la funcionaria atenta contra las instituciones democráticas del país, violentando la Carta Magna de la nación.

Desde la sala plena del Tribunal Supremo (TSJ) en Caracas el parlamentario señaló que la fiscal se ha hecho parte de las pretensiones de la derecha nacional e internacional que buscan dar la sensación de que en el país se vive un conflicto de poderes y aclaró que la autonomía del Ministerio Público no le faculta para ponerse en antagonismo con los demás órganos e instituciones del Estado.

“Eso es una anarquía, eso no es democracia, estas conductas que se asumen es para que se venda ante el mundo que en Venezuela el Estado de Derecho colapsó y hay un conflicto de poderes “, dijo.

Indicó que una de las faltas cometidas por Ortega Díaz fue decir, públicamente,  que no avaló el proceso de preselección de los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) elegidos el 23 de diciembre del 2015, aun cuando el Consejo Moral Republicano presentó pruebas de que la funcionaria participó en dicho proceso.

“Estas afirmaciones (la de Ortega Díaz) fueron negadas por el presidente del Consejo Moral Republicano y defensor del Pueblo, Tarek William Saab, quien de manera oficial y públicamente ofreció las pruebas que dan cuenta de la participación de la Fiscal en este proceso, todo lo cual representa un intento de la ciudadana Luisa Ortega en desprestigiar  el Consejo Moral Republicano órgano nacido para establecer la ética pública”,  manifestó.

El diputado enfatizó que la acción de Ortega Díaz constituye una falta grave porque se intentó desprestigiar la buena actuación del Consejo Moral Republicano, por lo que solicitó que se realice el debido proceso grafotécnico a la rúbrica que realizó la Fiscal General en el acta que da fe de su participación en el proceso de selección de los magistrados del TSJ.

“Ella le negó al país su participación, atentó contra la moral, contra la ética del Poder ciudadano haber dicho que no participó en el proceso de evaluación, ella incurre en hacer constar hechos que no sucedieron, para congraciarse con su financista, porque ella le vendió el alma al diablo para que con su conducta se materializara un golpe de Estado contra el país”, subrayó

Carreño cuestionó que aunque Ortega Díaz desconoce a los magistrados del TSJ les solicita pronunciamientos. “Ella reconoce la autoridad de la institución, pero después de manera declarativa para cumplir con el formato del golpe de Estado, los desconoce públicamente”.

Citó el artículo 23 de la Ley Orgánica del Ministerio Público que establece  las faltas graves en las que puede incurrir el Fiscal  General de la República.

 

Artículo 23. Serán consideradas como faltas graves del Fiscal o la Fiscal General de la República, las siguientes:

  1. Atentar, amenazar o lesionar la ética pública y la moral administrativa.

  2. Actuar con grave e inexcusable ignorancia de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, de la Ley y del derecho.

  3. Violar, amenazar o menoscabar los principios fundamentales establecidos en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

  4. Realizar activismo político-partidista, gremial, sindical o de índole semejante, o efectuar actividades privadas lucrativas incompatibles con su función por sí o por interpuesta persona, o ejercer cualquier otra función pública, a excepción de actividades académicas o docentes.

Explicó que la funcionaria ha atentado, amenazado y lesionado la ética y la moral administrativa al señalar y cuestionar al Consejo Moral Republicano.

Carreño agregó que Ortega Díaz también ha realizado activismo político. “Esta señora tuvo el descaro, de permitir en su despacho a un grupo de fiscales del Ministerio Público dentro de las instalaciones gritar a viva voz y a este Gobierno va a caer (…) y  una ciudadana  que ejerce como fiscal tenía la Bandera de la República Bolivariana de Venezuela al revés y ninguno de los presentes tomó cartas en el asunto, ” agregó. /CP