economista

Caracas, 13 de septiembre de 2017.- Para el economista Ingerzon Freites los CLAP (Comité Local de Abastecimiento y Producción) y los Consejos Comunales deben trabajar en conjunto con los sistemas de información y tecnología para estar atentos a las variaciones de los precios de los productos, una vez  que estén acordados con todas las cadenas de distribución en los 50 rubros priorizados, planteados por el Ejecutivo en el Plan 50.

La consideración la hizo durante un programa especial transmitido por Venezolana de Televisión, donde manifestó que todos los sectores involucrados establecerán el acuerdo. “Los precios acordados son tanto a los empresarios y también a los grandes productores que son parte de la cadena”.

Ejemplarizó el caso con un kilo de arroz: “se debe utilizar el paquete, que es la bolsa, se necesita una serie de insumos para que el agricultor pueda producir. Todos estos costos se van formando y van incluidos (en el precio acordado)”.

Detalló que cada actor de la cadena se va a sentar en la mesa para acordar el precio de venta. Freites precisó que anteriormente cada uno de los eslabones tenía su propio valor. “¿Qué pasaba antes? Se fijaban los precios, pero el último eslabón no era revisado que forma parte de la cadena de la distribución”.

Señaló que la mayoría de los productores venían denunciando que los proveedores de materia prima e insumos estaban aumentando exorbitantemente en cada momento, provocando una gran especulación de cualquier  producto que llegara a la mano de la familia venezolana.

Manifestó que en el Plan 50 de los productos priorizados se tomarán medidas para erradicar la especulación y establecerá estudio y controles más rigurosos desde el inicio de la cadena hasta el final.