Caracas, 06 de marzo de 2017.– El seis de marzo de 1927 en Colombia, específicamente en la ciudad de Aracataca nació Gabriel García Márquez, periodista, escritor, ganador del Nobel de Literatura y defensor del sentir y vivir latinoamericano.gabo3

Márquez, conocido como uno de los grandes maestros de la escritura universal, es el impulsor del llamado boom de la literatura hispanoamericana, que se desarrolló en la década de 1960 y que catapultó a numerosos narradores del continente.

Se le reconoce como creador del denominado realismo mágico y promotor de la renovación de las técnicas narrativas de la novela europea y estadounidense de entreguerras, ya que el Gabo adicionó la fantasía al género literario con sus insuperables dotes de narrador.

Estudió derecho y periodismo en la Universidad Nacional e inició sus primeras colaboraciones periodísticas en el diario El Espectador. A los 28 años publicó su primera novela llamada La hojarasca, donde se vislumbraron algunos personajes de la novela que  posteriormente lo consagraría como escritor en el mundo, Cien años de soledad, publicada en 1967 es una de las novelas más importantes de la literatura universal del siglo XX.

Según la biografía de Márquez, esta obra fue gestada durante casi veinte años y redactada en dieciocho meses. Cien años de soledad recrea a través de la saga familiar de los Buendía la peripecia histórica de Macondo, aldea imaginaria fundada por los primeros Buendía que es su localidad natal y, al mismo tiempo, su país y su continente. La novela alza un mundo propio, recreación mítica del mundo real de Latinoamérica que se ha llamado realismo mágico, por el encuentro constante de lo real con elementos fantásticos.

Después de Cien años su narrativa, despojada en mayor o menor media de elementos fantásticos, mantuvo un altísimo nivel; es el caso de novelas como El otoño del patriarca (1975), que somete a alucinante tratamiento el tema del dictador hispanoamericano; Crónica de una muerte anunciada (1981), relato de un crimen de honor basado en sucesos reales que sobresale por su perfección constructiva y ha sido considerado su segunda obra maestra; y El amor en los tiempos del cólera (1985), extraordinaria historia de un amor que, nacido en la adolescencia, no llega a consumarse hasta 53 años después, ya en la vejez de los personajes, indica su biografia.

gabo 4Su prestigio literario, que en 1982 le valió el Premio Nobel de Literatura, le confirió autoridad para hacer oír su voz sobre la vida política y social colombiana. Su actividad como periodista quedó recogida en Textos costeños (1981) y Entre cachacos (1983), compendios de artículos publicados en la prensa escrita, y en Noticia de un secuestro, amplio reportaje novelado editado en 1996 que trata de la dramática peripecia de nueve periodistas secuestrados por orden del narcotraficante Pablo Escobar. Relato de un náufrago, reportaje sobre un caso real publicado en forma de novela en 1968, constituye un brillante ejemplo de «nuevo realismo» y puso de manifiesto su capacidad para cambiar de registro.

Políticamente García Márquez estuvo comprometido con los movimientos de izquierda, y siguió de cerca la insurrección guerrillera cubana hasta su triunfo en 1959. Fue amigo del presidente cubano y líder la Revolución latinoamericana Fidel Castro. Participó en la fundación de Prensa Latina y la agencia de noticias de Cuba.
En el cine intervino en la redacción de numerosos guiones, a veces adaptaciones de sus propias obras, y desde 1985 compartió, con el cineasta argentino Fernando Birri, la dirección de la Escuela Internacional de Cine de La Habana.

Entre su producción posterior cabe destacar una novela histórica en torno a Simón Bolívar, El general en su laberinto (1989); la colección de relatos Doce cuentos peregrinos (1992); el volumen de memorias Vivir para contarla (2002), que cubre los primeros treinta años de su vida, y su última novela, Memorias de mis putas tristes (2004), sobre el amor de un nonagenario periodista por una joven prostituta.

Falleció en la ciudad de México en 2014, tras una recaída en el cáncer linfático que le había sido diagnosticado en 1999.