paropetrolero-608x300

sabotaje paroCaracas, 02 de diciembre de 2017.- Hace 15 años, el 2 de diciembre de 2002, se registra en Venezuela el inicio de un insólito ataque al pueblo venezolano por parte de los partidos políticos de la derecha agrupados en la extinta “Coordinadora Democrática”. Ese lunes de diciembre de 2002, los dirigentes “democráticos” de oposición anuncian el llamado “paro cívico nacional”, convocado con el fin manifiesto de derrocar al primer mandatario nacional, Hugo Chávez Frías, y que centrará su accionar en un sabotaje abierto y directo contra la empresa nacional petrolera, PDVSA.

Paro-petrolero-e1449059644990-540x419Para este llamado a “paro” no se estableció ningún procedimiento de los que figuraban en la otrora Ley del Trabajo, en lo que se refiere a la activación de la huelga, puesto que no contemplaba reivindicaciones socioeconómicas, en consecuencia, fue un cierre patronal descarado e ilegal.

Los comercios fueron obligados a cerrar y hasta las televisoras eliminaron voluntariamente de sus pantallas los programas de entretenimiento y distracción, mientras la liga de beisbol suspendió la temporada de juegos, con la clara intención de generar condiciones sicológicas para un estallido masivo, saqueos y caos generalizado.

El 4 de diciembre, las televisoras y emisoras radiales privadas comenzaron a trasmitir la noticia de la paralización de un tanquero de PDV Marina, el Pilín León, en el canal de navegación del Lago de Maracaibo, cargado de millones de litros de gasolina. El tanquero permaneció fondeado y bajo el control de la tripulación insurrecta durante diecisiete días y se convirtió en la expresión más clara de los conjurados que trabajaban en la vieja PDVSA con una supuesta protesta laboral, que claramente era una acción de sabotaje contra la economía nacional mediante la paralización de la principal industria del país, asociado a los planes desestabilizadores.

el nacional paro petrolero

ortega carmonaFedecámaras, la CTV y la “Coordinadora Democrática” se aliaron para este nuevo “paro cívico nacional”. A ellos se unió la denominada “meritocracia” del petróleo, iniciando uno de los ataques más duros a la economía venezolana para intentar derrocar al presidente Hugo Chávez.

Fracasa al cabo de dos meses y tras dejar enormes pérdidas que nunca fueron reconocidas por los irresponsables autores de la aventura golpista, muchos de ellos prófugos e impunes.

Atentado criminal contra la vida del venezolano:

El sabotaje petrolero de 2002 y 2003 afectó principalmente al pueblo que se vio sometido a un largo período de colas para conseguir gasolina, alimentos, gas para la cocina, así como trastornos generalizados en el comercio afectando la navidad, trastocando la cotidianidad y alegría de la época.

Durante los casi dos meses de desestabilización económica, los autores declaraban abiertamente, convocaban a través de los medios privados aliados a la conjura, y revelaban cómo ejecutaban los actos terroristas en verdaderos “partes de guerra” televisados ampliamente.

gente del petroleoEsta acción, estrechamente vinculada e impulsada por los mismos factores que planificaron el golpe de estado del 11 de abril de aquel año, atentó contra la estabilidad del país mediante la estrategia de desabastecer el mercado interno y la exportación de crudo, generar desabastecimiento de los alimentos, crisis hospitalaria, el estallido social y la quiebra del Estado.

El Producto Interno Bruto (PIB) del país registró una caída de 15,8 % durante el cuarto trimestre de 2002, y de 24, 9%, durante el primer trimestre de 2003. En el sector petrolero la caída del PIB fue de 25,9% y 39,3% respectivamente.

Se registró igualmente una contracción en los montos de las Reservas Internacionales en Divisas y del Fondo para la Estabilización Macroeconómica, lo cual obligó al Ejecutivo Nacional, conjuntamente con el Banco Central de Venezuela, a dictar las medidas para establecer un sistema de control de cambios, con el fin de atenuar los efectos negativos sobre la economía nacional.ledezma carlos ortega

Son los mismos:

Aunque en esta acción confluyeron actores políticos de oposición junto a la cúpula de la iglesia, la empresarial, el sindicalismo tradicional y los medios de comunicación privados, uno de los factores determinantes fue la participación de la “meritocracia” de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), conformada por la asociación civil “Gente del Petróleo” y una nómina mayor, encabezada por Juan Fernández,  comprometida con intereses transnacionales, que el 11 de abril había revelado sus verdaderas intenciones.

pilin leonCon el rescate del Pilín León, el 14 de diciembre, se realiza la primera acción de quiebre del sabotaje petrolero por parte del Gobierno nacional.  Desde los días navideños, se había logrado la recuperación de la industria petrolera y el despido de un grupo de 90 gerentes. Finalmente fueron despedidos 18.000 trabajadores implicados en el sabotaje de la principal industria del país.

Al no cumplirse los pronósticos previstos por la derecha, el paro se convierte en un evidente fracaso. Sin embargo, nunca declararon su fin. “El paro no es de la CTV, ni de la Coordinadora Democrática, el paro se nos fue de las manos”, fue la expresión de Carlos Ortega ante los medios de comunicación, en la peor muestra de irresponsabilidad política y sindical ante el país.mud

Combatiendo los nuevos métodos de la derecha

Tres lustros más tarde, los mismos dirigentes que impulsaron aquella aventura golpista junto a nuevas caras y renombrando con otros símbolos la fracasada “Coordinadora Democrática”, continúan impulsando una guerra económica disfrazada pero ahora sin dar la cara como en aquella ocasión.

pdvsa45Luego del ensayo de violentas manifestaciones fascistas que a lo largo de este tiempo han provocado muertos y luto en las calles del país, que cesaron con la elección histórica de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) del 30 de julio, la dirigencia de la derecha vuelve a reeditar sus fracasos y se alista a participar en un nuevo proceso de diálogo con el Gobierno Nacional.

Y mientras esta historia se desarrolla, la nueva PDVSA que surgió de aquella gesta heroica contra el sabotaje y paro petrolero se enfrenta a una nueva etapa, liderada por el Presidente Nicolás Maduro Moros, para limpiarla de las mafias que lamentablemente la penetraron.PRESIDENTE MADURO REUNIDO CON CLASE TRABAJADORA DE PDVSA

“Ha llegado la hora de una gran limpieza en Pdvsa, junto a la Clase Obrera, la Fuerza Armada Bolivariana y el pueblo. ¡Limpieza, limpieza!”, expresó el Jefe de Estado este 28 de noviembre de 2017, tras las acciones judiciales emprendidas para combatir a quienes con otros métodos pretendían reeditar aquellos nefastos hechos de 2002-2003.

“Que brinque el que quiera brincar, que llore o chille el que quierea chillar, lo que importa es la opinión y el trabajo de la clase obrera. No me importan las nuevas oligarquías, nuevos corruptos y nuevos bandidos, salgan de donde salgan o se disfracen como se disfracen. Estoy dispuesto a enfrentarlos uno por uno. No le tengo miedo a nadie. Estoy listo para enfrentarlos, mafiosos, corruptos, vendepatrias”, expresó el Primer Mandatario Nacional.

paro petroleropdvsa