bolivar-paez

Caracas, 22 de septiembre de 2017.-  El 22 de septiembre de 1830 el Congreso de Valencia aprobó la primera Constitución de Venezuela que la separaba de la Gran Colombia y legalizaba a Caracas como capital de la República.

La Constitución de 1830, publicada dos días después -el 24 de septiembre, por el general José Antonio Páez- fue solemnemente promulgada el 23 de octubre siguiente, y estaría vigente hasta 1858, cuando se aprobó un nuevo Texto Supremo.

En ella, se estableció que el territorio nacional comprendía todo aquel que hasta 1810 se denominó Capitanía General de Venezuela. Venezuela era independiente de toda dominación extranjera y no podría ser nunca patrimonio personal de ninguna familia o individuo.

La Constitución de 1830 constó de un preámbulo y 228 artículos, distribuidos en 28 títulos. Vale destacar que es una de las constituciones más importantes que ha tenido Venezuela por su vigencia de 27 años.

Esta constitución definía como venezolanos a los hombres libres nacidos en el territorio nacional o de padre o madre venezolanos nacidos en territorio de la Gran Colombia el exterior.

Para el disfrute de los derechos de ciudadanía se requería, además de ser venezolano, “ser casado o mayor de 21 años y ser dueño de una propiedad raíz, cuya renta anual sea de cincuenta pesos; o ejercer profesión, oficio o industria con ingresos de cien pesos al año, o contar con un sueldo anual de 150 pesos”.

El sistema electoral, a dos grados, contemplaba la elección del sufragante de cantón, para designar los Colegios Electorales. Estos, reunidos en la capital de la provincia, elegían al Presidente, así como al vicepresidente, senadores y diputados.

A partir de esta nueva Constitución que rigió hasta 1858, Venezuela se estrenaba como República independiente y soberana.  Bolívar, sin embargo, continuó implorando la unión hasta el último suspiro.   /CP

Fuentes: Correo del Orinoco, Últimas Noticias