Satélite Sucre

Caracas, 08 de octubre de 2017.- En Venezuela antes de la llegada de la Revolución Bolivariana liderada por el Comandante Hugo Chávez Frías, los índices de inversión en materia de tecnología se encontraba por debajo del 1% del producto interno bruto, así lo informó el entonces Presidente de la República  durante la entrega de control operacional del satélite Simón Bolívar en el año 2009.

Para el 2007 este índice dio un salto por encima del 3 por ciento, esto por las políticas de desarrollo tecnológico que formaban parte del plan de gobierno del Comandante Chávez.

Uno de los grandes logros para la ciencia y tecnología venezolana se dio cuando por primera vez se colocó en órbita el satélite que lleva el nombre del padre de seis naciones, Simón Bolívar.

Satélite Simón BolívarEste triunfo histórico se concibió por los convenios bilaterales entre el Gobierno Bolivariano y el de la República Popular China.

“Hay que producir alimentos, ciencia y dignidad”, citó el Comandante Chávez palabras de  Kléber Ramírez, ideólogo socialista venezolano, durante la entrega de control operacional del Satélite Simón Bolívar.

El satélite VENESAT-1 (Simón Bolívar), fue lanzado desde China el 29 de octubre de 2008. Es administrado por el Ministerio del Poder Popular para la Ciencia y Tecnología a través de la Agencia Bolivariana para Actividades Espaciales (ABAE).

El convenio entre ambas naciones, permitió capacitar a técnicos venezolanos en tecnología satelital, desarrollo de software y manejo de satélite desde la tierra, esto con miras de lograr en los venideros años el desarrollo de sus propias tecnologías y nuevos lanzamientos desde suelo venezolano.

El principal objetivo del VENESAT-1 es facilitar el acceso y transmisión de servicios de datos por Internet, telefonía, televisión, telemedicina y tele educación.

Satélite MirandaCuatro años después, el 28 de septiembre de 2012, fue lanzado desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Jiuquan en China, el Satélite Miranda (VRSS-1) se utiliza principalmente para la investigación de los recursos, la protección del medio ambiente, el seguimiento y la gestión de desastres, estimación de cultivos agrícolas, ejercicio de la soberanía territorial, planificación urbana, entre otros.

El satélite se encuentra a aproximadamente a 639 kilómetros de altura, el período alrededor de la tierra es de 97 minutos.

El Satélite de Observación Terrestre Francisco de Miranda, ha servido de gran aporte al país, pues ha permitido el acceso a información estratégica sobre el territorio nacional y sus recursos naturales disponibles.

“Nos ha permitido determinar las potencialidades en el campo agrícola, así como del Arco Minero del Orinoco, reserva fundamental de minerales de nuestra Patria”, explicó el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, sobre el satélite Miranda.

Nuevo satélite venezolano en el espacio

Satélite Sucre

Se tiene previsto que este domingo  sea sustituido el VRSS-1 (satélite Miranda) con la puesta en órbita del satélite Sucre (VRSS-2) que contará con mayores capacidades que potenciarán las estrategias de planificación del Estado y a las instituciones que harán uso del él para labores de cartografía o estudio de suelos con fines científicos.

Sus dos cámaras, una de alta resolución pancromática y multiespectral de cerca de 1 y 3 metros de resolución le dará una mejora sustancial en detalles y calidad de imagen; y una cámara infrarroja que facilitará la posibilidad de obtener imágenes en el rango infrarrojo corto y largo del espectro electromagnético con resoluciones de 30 y 60 metros, lo que significa que se podrá capturar imágenes nocturnas.

“Este satélite viene a sustituir lo que se conoce como el satélite Miranda, con una característica de mayor potencia ya que posee características tales como lentes ópticos infrarrojos, que van a expresamente permitir consolidar áreas específicas”, dijo el ministro del Poder Popular para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, Hugbel Roa, en rueda de prensa el 05 de octubre.