Asistentes al acto de conmemoración por los 15 años del atentado en Nueva York. /Foto Agencias
Asistentes al acto de conmemoración por los 15 años del atentado en Nueva York. /Foto Agencias

Caracas, 21 de marzo de 2017.- Quince años después del mayor atentado terrorista ocurrido en EEUU, que se cobró la vida de casi 3.000 personas, víctimas y familiares de los fallecidos han presentado una demanda contra Arabia Saudita, país al que acusan de ser el patrocinador del ataque del 11 de septiembre de 2001 contra las Torres Gemelas (el World Trade Center) de Nueva York, informa la prensa local.

La demanda fue firmada por más de 800 personas, todas víctimas o familiares de las víctimas mortales del atentado terrorista, amparándose en la Ley de Justicia contra Promotores de Terrorismo que permite a los ciudadanos de EEUU denunciar a gobiernos extranjeros por su presunta implicación en dichos atentados, reseñó Actualidad RT.

El litigio, que fue vetado inicialmente por el expresidente estadounidense Barack Obama, que alegaba que este pleito afectaría a las relaciones internacionales de su país, fue admitido finalmente este lunes por un tribunal federal de Manhattan, en Nueva York (EEUU).

Los denunciantes y autores de la querella exigen por parte del Gobierno de Riad una compensación económica por los daños causados por su apoyo al grupo terrorista Al Qaeda, autor del atentado del 11S. También acusan al Gobierno saudí de mantener lazos con el líder del grupo terrorista, Osama bin Laden, y de tener conocimiento de que que al menos tres de los secuestradores de los aviones que se estrellaron contra las Torres Gemelas estaban vinculados con Al Qaeda.

Arabia Saudita “se presentó ante la opinión pública de EEUU y de otros países occidentales como una nación que luchaba contra Al Qaeda y el terrorismo, mientras que al mismo tiempo el Gobierno saudí apoyaba y proporcionaba recursos materiales” al grupo terrorista, señala la denuncia. “Se responsabiliza ante los demandantes al reino de Arabia Saudita por los daños y consecuencias de las heridas y muertes de los ataques del 11-S”, concluye.