DOMINGOS

Caracas, 08 de octubre de 2017.-  El Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, manifestó que aspira que la próxima semana sea reinstalada la Mesa de Diálogo para continúa el proceso de negociación con la oposición venezolana.

Durante su programa Los Domingos con Maduro transmitido este domingo por Venezolana de Televisión (VTV), el Jefe de Estado informó  que representantes del Gobierno Nacional sostienen encuentros en privado con la derecha venezolana, aunque el sector político lo contradiga.

“Yo creo en la palabra, en el diálogo, en la resolución pacífica de los asuntos (…) Nosotros podemos sentarnos a hablar hasta con el diablo mismo, ya lo hemos hecho”, dijo.

Precisó que se está redactando un documento que tiene un 95% de avance, el cual se dará a conocer cuando se concluya.

Agregó que durante su Gira Relámpago por Rusia, el presidente de ese país, Vladimir Putin, ratificó su apoyo al proceso de diálogo que se ejecuta en el país suramericano con el apoyo del expresidente español José Luis Zapatero y el mandatario de República Dominicana,  Danilo Medina.

Desde que Nicolás Maduro asumió la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela ha hecho más de 30 llamados al diálogo, la oposición ha acudido en ocasiones pero ha desistido, reseña el portal web de Telesur.

En abril de 2014, el Jefe de Estado venezolano hizo un llamado a la autodenominada Mesa de la Unidad (MUD) al diálogo, esto tras los hechos de violencia de la oposición conocidos como las guarimbas. La MUD acudió con el Presidente Maduro y el acompañamiento de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

No obstante, el 13 de mayo de 2014, los mismos dirigentes de la oposición decidieron retirarse de la mesa de diálogo. Ramón Guillermo Aveledo, representante de la MUD, se negó a que la derecha participara en la Comisión de la Verdad propuesta por el Gobierno Bolivariano.

Tras los resultados de las elecciones parlamentarias de diciembre de 2015, el Presidente Maduro invitó a los representantes de este sector al diálogo necesario para la reconciliación en Venezuela.

La exploración de negociaciones entre los actores políticos venezolanos se inició con el auspicio de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y un grupo de mediación integrado por el exjefe del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, y los expresidentes de Panamá, Martín Torrijos y de República Dominicana, Leonel Fernández.

Posteriormente, se sumó el representante del Vaticano, monseñor Emil Paul Tscherrig, tal como lo demandaba la MUD. Luego encabezó una aparición pública con representantes del Ejecutivo y la oposición, leyendo un comunicado en el que se anunciaba el primer paso para comenzar los encuentros.