Caracas, 17 de julio de 2017.- La consulta política interna de los partidos de oposición venezolana realizado este domingo “no es un acto de votación, esas eran unas notas en un papel”, expresó Jorge Rodríguez, jefe de la Comisión de Estrategia y Comunicación del Comando de Campaña Zamora 200.

Expresó que esa consulta política, también llamada como plebiscito convocado por la Asamblea Nacional (opositora), carece de una serie de características esenciales para un acto de votación, debe ser secreto, directo, universal, refirió Rodríguez durante una rueda de prensa del Comando de Campaña Constituyente Zamora 200.

Manifestó que el Ensayo Electoral Constituyente realizado en simultaneo este domingo, pero por el Consejo Nacional Electoral (CNE) en los 335 municipios de Venezuela “si fue un acto de votación propiamente dicho” por si poseer las características establecidas en las leyes venezolanas.

Además, indicó que un proceso electoral debe poseer al menos estos pasos: registro electoral, el acto de votación, secreto, directo, universal, el escrutinio de los votos (conteo), trasmisión de los resultados parciales, totalización, proclamación de los resultados y auditorias.

En ese sentido, al realizar un análisis respecto a la consulta política realizada ayer en Venezuela y en otros países por la coalición de partidos de derecha conocida como la Mesa de la Unidad (MUD), informó que en dicho acto no se cumplieron estos requerimientos.

Esto producto que de acuerdo al texto constitucional, todo acto electoral de envergadura nacional, debe estar avalado, acompañado o realizado por la máxima autoridad electoral del país, es decir, el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Agregó que la oposición no posee registro electoral, factor principal para medir la participación de los votantes.

Denunció que votaron miles de menores de edad, australianos, austriacos, brasileños, norteamericanos, colombianos entre otros.

Rodríguez refirió que “en Australia votaron hasta los canguros”,  según el registro electoral de los venezolanos en el exterior, específicamente en Australia, hay mil personas registradas y según los promotores de esta consulta ilegal votaron siete mil personas.

Manifestó que con estas acciones fraudulentas y al no mostrar el escrutinio o forma con la que midieron la participación de voluntades “intentan reinstalar la situación de violencia en Venezuela, hablan de hora cero, de paro general, de seguir trancando las calles y seguir buscando y generando muertos. Que todos repudiamos”.

Voto múltiple en el plebiscito ilegal de la oposición.

De acuerdo a los líderes de la oposición venezolana más de siete millones de personas participaron en el plebiscito inconstitucional.

Voceros de la MUD aceptaron que pudo ocurrir que una misma persona votara 17 veces y que harán auditorías para disipar las dudas, sin embargo, quemaron las cajas con los votos.

Además, la falta de rigurosidad del mecanismo de registro de voluntades permitía que un ciudadano votara en más de una oportunidad. La figura de plebiscito no existe en la Carta Magna.

No hubo registro de votantes

Más allá de la destrucción de los comprobantes de votación, también hubo ausencia de cuadernos electorales del CNE en los que se constata el Registro Electoral vigente, lo cual permite que una persona votara más de una vez.

El diputado Stalin González, dirigente de la MUD, admitió que no tenían controles previos a ese proceso y que apostaban “a la buena fe” de la gente para que no ocurrieran tales inconsistencias.

Según Negal Morales, subsecretario del partido opositor Acción Democrática, los participantes del plebiscito podían “votar varias veces”. /CP