Caracas, 05 de enero de 2016.- El muro con que Trump amenazó a México no tiene que ser de concreto o alambre. El económico es más efectivo y ya lo inició con la presión para que la Ford cancelara una multimillonaria inversión en ese país. Bien a tiempo Chávez mandó al ALCA al carajo y más lejos a los Tratados de Libre Comercio (TLC). Poco le pueden hacer las transnacionales gringas a Venezuela porque con su guerra económica se fueron hace rato o redujeron su producción casi a cero. A otros con su efecto tequila.