jaua
Foto: Referencial

Caracas, 06 de diciembre de 2017.- El diálogo entre el Gobierno Nacional y la oposición venezolana busca crear condiciones económicas y sociales en favor del pueblo, a fin de encarar las elecciones presidenciales de 2018 bajo un clima político idóneo y estable, expresó el ministro del Poder Popular para la Educación, Elías Jaua.

A través del programa Encuentro Popular,  de YVKE Mundial, el también integrante de la delegación del Ejecutivo en dicho proceso resaltó que el debate entre ambas partes “fue arduo” y permitió “desmontar un conjunto de matrices, especialmente en el tema de lo que ellos llaman la crisis humanitaria”, reseñó la Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

Afirmó que ellos (la oposición) insisten en la ayuda humanitaria, “pero lo que Venezuela requiere es que se le quite la presión, el sabotaje sobre su derecho a comercializar, comprar, obtener libre crédito en el mundo, para abastecer plenamente de alimentos y medicamentos al pueblo”, señaló.

Jaua precisó que la parte gubernamental solicitó a los opositores saber “cuáles son los países, las organizaciones y cuántas toneladas de medicamentos y de alimentos han conseguido para desarrollar lo que llaman el canal humanitario, para que el Gobierno le compre a esos países sin que se nos impida acceder a las líneas de crédito a corto plazo como se establece en el comercio internacional y, bueno, no tenían ninguna”.

Indicó además que el Estado ha invertido más de 1.100 millones de dólares en la compra de medicamentos a la India, a fin de enfrentar el bloqueo financiero que se ha cernido contra el país y que ha derivado en el difícil acceso a estos insumos vitales.

Asimismo, denunció que la oposición mostró cifras de desnutrición infantil en el país a partir de una estudio realizado por la organización Cáritas, que fue desarrollado “en solo cuatro de las parroquias más pobres de cuatro estados del país y en un universo de 605 niños”, y lo contrastó con estudios realizados por el Instituto Nacional de Nutrición (INN), “que ha hecho la evaluación de más de 60.000 niños este año, monitoreando esta situación y afortunadamente, es un porcentaje muy por debajo del 10 % que está en amenaza nutricional y sobre ellos estamos actuando”.    /CP