numavtvCaracas, 12 de abril de 2017.- “Yo como cristiano invito a orar por él. Invito al pueblo a orar por quienes han olvidado su ministerio pastoral porque fundamentalmente, y sobre todo, tenemos que ser promotores de la paz”, expresó este miércoles santo el padre Numa Molina, rector de la iglesia de San Francisco, sobre la conducta del Cardenal Jorge Urosa Savino quien en la Basílica de Santa Teresa ofreció un discurso político que fue rechazado por la feligresía católica.

“Yo creo que es necesaria una palabra para los católicos de Venezuela que se sienten de algún modo agredidos, golpeados; en ese pueblo católico que es chavista o independiente o de la oposición (…) y que no están de acuerdo con discursos políticos en la iglesia”, expresó el sacerdote durante una entrevista en el programa En Tres y Dos, conducido por el periodista Julio Riobó. En el espacio, se difundió un fragmento del video de la protesta popular, tras las declaraciones del Cardenal en plena misa contra el Gobierno constitucional, y en la que incluso llegó a gritar “fuera el dictador”, según testimonió Zulay Aguirre, madre del joven diputado asesinado Robert Serra.urosa

“Eso se debe al escándalo que generamos en nuestros fieles cuando actuamos de ese modo y sobre todo y más peligroso aún cuando se trata de una fiesta tan importante como el Nazareno”, dijo el Padre Molina.

El padre recordó que en la situación actual del país ya se han vivido épocas de esa violencia que ha sido rechazada por la mayoría del pueblo venezolano, y la población va en busca de paz, sobre todo en esta semana santa cuando acude a la iglesia a orar por la paz.

“A pedirle paz y diálogo al Nazareno y se encuentran con un pastor que ninguna de esas  cosas les está ofreciendo en sus palabras”, lamentó.

Molina comentó que el pueblo venezolano conoce su posición con respecto a quienes tratan de aprovechar escenarios religiosos para cuestiones políticas, y reiteró que estos mecanismos lo que hacen es un grave daño a la Iglesia Católica, a lo que se le suma una feligresía muy frágil por la escasa formación histórica, de catequesis escasa o nula.

numamolina“Ante una situación como esta de parte de un pastor de la iglesia, pues mira se da la estampida, simple y llanamente dicen ‘basta, no me quedo en esta iglesia’, dicen ‘me voy’, se quedan sin creencia (…) y le hacen tener que identificarse con otras iglesias cristianas o modelo religioso”, analizó.

Explicó que para la feligresía católica o no católicos, el origen del pastoreo en la iglesia, evangélicamente, surge en las preguntas de Jesús Resucitado a Pedro, cuando le interpela si lo ama. Ante el silencio de su interlocutor, le pregunta por tercera vez y Pedro dice que sí. “Jesús le dice; ‘entonces apacienta a mis corderos’. Ésa es la misión: generar paz, sosiego. Es decir, si tú amas dedícate a promover la paz y el encuentro entre hermanos”.

Acudió a las palabras del Papa Francisco, quien en febrero de 2016, en México, fue muy duro con los obispos de ese país y del resto del mundo que han olvidado que los pueblos tiene derecho a encontrar en sus pastores las huellas de Cristo.

Refirió que en esa ocasión el Papa citó pasajes del documento Concilio Vaticano II, con el que se modernizó a la iglesia y donde se exige respeto al magisterio pastoral. “El Papa no está inventando nada nuevo, está reforzando el Concilio de 1965”

“La iglesia es el pueblo de Dios, no somos los curas ni los obispos. Existimos en función de un pueblo de Dios”.

Estamos llamados a hacer que el pueblo se encuentre no que se divida:

numabasilicaNuma Molina resaltó la necesidad de que el pastor católico acompañe al pueblo en su devoción al Nazareno, que significa muchísimo en la historia y espiritualidad popular de los venezolanos, incluso con la mística popular, donde la gente llora, guarda silencio y se entrega al Nazareno.

Ratificó que romper esta tradición con discursos como los del Cardenal es inaceptable.

“¿Cómo no voy a respetar ese momento que vive el pueblo?. Como pastor tengo que vibrar con el pueblo y para eso se necesita lo que el Papa nos dice”, reiteró sobre las declaraciones del máximo pontífice en México.

RIOBODenunció que el pasado Domingo de Ramos se obligó a los oficiantes de las misas a leer un documento que irrespeta el derecho a la paz del pueblo venezolano.

“Que invitaba claramente a la violencia y la disidencia, en un momento tan delicado como el que estamos viviendo”.

Adelantó que el derecho canónico establece lo que hay que hacer ante estas conductas violatorias dentro de la iglesia, que es jerárquica, y la cabeza de la iglesia es el Papa.

“Invito a mis hermanos sacerdotes y obispos de Venezuela, hoy más que nunca estamos llamados a ser terreno de encuentro, hacer que el pueblo se encuentre no que se divida”.