Foto: Referencial
Foto: Referencial

Caracas, 17 de febrero de 2017.- “Los políticos deberían reducir el volumen de sus debates y dejar de insultarse mutuamente”, dijo este viernes el Papa Francisco, en la Universidad de Roma Tre, Italia y agregó que los “líderes deberían estar abiertos al diálogo con los que perciben como enemigos o corren el riesgo de cosechar el germen de la guerra”.

“Insultar se ha vuelto normal”, declaró el pontífice en un discurso improvisado de 45 minutos ante estudiantes universitarios en Roma. “Necesitamos bajar un poco el volumen y necesitamos hablar menos y oír más”. Reseña la agencia Reuters.

“En los diarios, vemos a este insultando al otro, ese dice esto sobre el otro”, comentó Francisco.

El Papa no se refirió a países específicos en sus críticas. Habló más que nada en términos generales sobre la necesidad de más diálogo en la sociedad mientras respondía preguntas de cuatro estudiantes en el campus Roma Tre, también se refirió a los políticos.

“Pero en una sociedad donde los estándares de la política han caído tanto -estoy hablando sobre la sociedad mundial- perdemos el sentido de construir una sociedad, de coexistencia social, y la coexistencia social se construye sobre el diálogo”, agregó.

También hizo advertencias contra los movimientos antiinmigratorios y pidió que los que llegan a otro país sean tratados “como hermanos y hermanas humanos”.

“Las guerras comienzan dentro de nuestros corazones, cuando no soy capaz de abrirme a otros, de respetar a otros, de hablar con otros, de dialogar con otros, así es como comienzan las guerras”, agregó.