Foto: Archivo

Caracas, 02 de diciembre de 2016.- El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro denunció este viernes el golpe de Estado financiero, a través de un ataque al papel moneda y el cibersabotaje en los puntos de venta, realizado por sectores de la ultraderecha y el imperio norteamericano, los cuales buscan de desestabilizar al país y erradicar por completo la Revolución Bolivariana.

Aseguró que este sabotaje a la economía venezolana ha sido dirigido desde Cúcuta por una derecha fascista que pretende dejar al país sin papel moneda.

Al referirse al problema de los puntos de venta y las tarjetas de los bancos gubernamentales, ordenó al Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) tomar todas las acciones legales contra este sabotaje, al mismo tiempo que pidió activar las organizaciones políticas y sociales, así como también a las misiones y grandes misiones, contra este ataque cibernético que sufrió el país en su sistema de pago electrónico.

Manifestó que próximamente el Banco Central de Venezuela se pronunciará para informar a la población acerca de la entrada en circulación de nuevos billetes de alta denominación en el país.

Pidió a los organismos competentes redoblar los esfuerzos en perseguir a la mafia de la autodenominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), contra este golpe de Estado económico monetario de algunos sectores nacionales e internacionales hacia el  pueblo venezolano, por lo que covocó a una reunión para este sábado a las nueve de la mañana, en el Palacio de Miraflores, con  la Asociación Bancaria de Venezuela y a todos los empresarios que están inscritos en el Consejo Nacional de Economía.

Maduro expresó que la oposición adquirió compromisos ante la Mesa de Diálogo, contra los ataques a la moneda por parte del gobierno de los Estados Unidos, los cuales no han cumplido.

Mañana mismo, a primera hora, convoca a la Asociación Bancaria de Venezuela y a todos los empresarios que están inscritos en el Consejo Nacional de Economía a las nueve de la mañana. Una reunión inmediata para ver toda esta situación”./EM