(Foto referencial).
(Foto referencial).

Caracas, 19 de octubre de 2016.- Personas echadas de su vivienda, sin atención médica gratuita, con educación costosa, víctimas de recortes es el panorama de países con gobiernos de derecha que atacan a Venezuela, donde esas acusaciones chocan con la realidad.

Desde la llegada del Gobierno Bolivariano, hace 17 años, la inversión social se ha incrementado significativamente y lo sigue haciendo hoy.

Este año, para garantizar el funcionamiento operativo del Estado y ante el desacato en que ha incurrido la Asamblea Nacional, con mayoría derechista, por incumplir las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), el presidente de la República, Nicolás Maduro, luego de someter la propuesta a debate popular, tuvo que remitir el Presupuesto Soberano 2017 ante la Sala Constitucional para que éste lo apruebe.

En total son 8 billones 479 mil 301 millones de bolívares de los cuales, de cada 100 bolívares, 73,6, serán destinados a la inversión social. Podríamos preguntar ¿Cuál otro país destina tal porcentaje a lo que llaman gasto social?

El vicepresidente para el Desarrollo Social y la Revolución de las Misiones, Jorge Arreaza, precisó que de cada 100 dólares que han ingresado al país por concepto de exportaciones en los últimos 17 años, 71,4 dólares se han invertido en materia social.

Detalló que en ese período, Venezuela ha invertido 914.000 millones de dólares, de un total de un billón 280 mil dólares que ingresaron a la nación por concepto petrolero y de producción.

Soberano

El 83 por ciento de los recursos que conforman el Presupuesto Soberano 2017 serán aportados por la recaudación de impuestos, mientras que 11,9 por ciento se financiará con los ingresos de las empresas socialistas del Estado, y sólo un 3,2 por ciento será sostenido por las exportaciones de petróleo.

Es válido destacar que el Presupuesto creció 447 por ciento en relación con años anteriores, indicó hace unos días el ministro de Banca y Finanzas, Rodolfo Medina.

En el extranjero:

España

El gasto público baja al 6,4 por ciento en 2016.

El gasto sanitario español cayó un 13,8 por ciento en términos reales entre 2009 y 2014, mientras que el europeo creció en el mismo periodo un 2,2 por ciento, según un estudio de Fedea (Fundación de Estudios de Economía Aplicada).

La crisis ha pasado factura al gasto sanitario. Un reciente informe de los servicios de la Unión Europea sitúa en 12.000 millones de euros los recortes desde 2009

Brasil

El presidente de Brasil, el conservador Michel Temer, logró que el Parlamento aprobara  una reforma constitucional para limitar el gasto público en los próximos 20 años.

Propuso congelar el gasto del presupuesto sacrificando la salud, la educación, el saneamiento, los programas sociales, la movilidad urbana, la vivienda pública  para que la “inversión crezca”.

Chile

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, anunció un aumento del gasto público del 2,7% el 2017, el menor en 14 años, ante un sostenido declive de la economía y la caída del precio del cobre, cuya venta es una de las principales actividades económicas.

Bachelet dijo que el gasto público incluido en el Presupuesto de la Nación 2017, será “austero, equilibrado y responsable”, en medio de un crecimiento de la economía en constante caída y cuya estimación del próximo año están en un rango de entre 1,75%-2,75%, sumado a un bajo precio del cobre, del cual Chile es el mayor exportador, que alcanzó a sus peores niveles en cuatro años.

México

El crecimiento de la deuda y el costo financiero de la misma está encendiendo las alertas en México, porque en 2017, el Gobierno Federal gastará más recursos en este rubro que en educación o infraestructura.

Durante el actual Gobierno de Enrique Peña Nieto, la deuda pública ha crecido más de 10 puntos porcentuales del Producto Interno Bruto (PIB) del país, en tanto que  al cierre de 2016, llegó al 50 por ciento del PIB, de acuerdo con estimaciones de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

En 2017, México gastará 568,000 millones de pesos  en costo financiero (pago de intereses) de la deuda, mientras que en inversión pública gastará sólo 558,700 mdp, la cifra más baja desde 1939 con proporción al PIB, señalaron especialistas de México Cómo Vamos y México Evalúa.

 Argentina

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) retomó en septiembre pasado la publicación del índice de pobreza discontinuado desde 2013 y lo ubicó en el 32,2%. Es decir que uno de cada tres argentinos se encuentra bajo la línea de la pobreza.

A pesar de este fuerte incremento, advertido meses atrás por el Observatorio de la Deuda Social de la UCA (Universidad Católica de Argentina), que alertó que más de 1,4 millón de argentinos habían caído en la pobreza este año merced de las políticas aplicadas por el gobierno de Mauricio Macri (devaluación, quita de retenciones, disparada de la inflación, despidos, tarifazos, etc.), el presupuesto 2017 enviado por el Ejecutivo al Congreso de la Nación prevé un fuerte recorte en la inversión per cápita en Desarrollo Social.

Así lo advierte el último informe del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IPyPP). El documento indica que el gasto social caerá este año 3% en términos reales frente a la inflación.

Señala además que el gasto en servicios sociales en 2017, de acuerdo con el proyecto de Presupuesto presentado, subirá un 29,1% en términos nominales y un 8,2% en términos reales, siempre y cuando se logre cumplir la pauta oficial de inflación del 19,4%.

Este incremento del gasto para paliar la pobreza es inferior a la suba dispuesta por el gobierno nacional en las partidas para el pago de deuda pública que se expandió en un 11%. / ZGM 

 

Fuentes: La Información / El Confidencial / Globovisión / Alto Nivel / Minuto Uno / Minci