(Foto: Archivo).
(Foto: Archivo).

Caracas, 18 de junio de 2017.- El Ministerio del Poder Popular de Desarrollo Minero Ecológico de la República Bolivariana de Venezuela informó este viernes que “Siembra Minera” se perfila como la mayor empresa mixta no petrolera en el país.

“Siembra Minera se configura como la empresa mixta de mayor trascendencia en materia de minería en Venezuela”, indicó mediante su cuenta en Twitter, @EcoMineriaVE.

Este anuncio llega luego de que la empresa canadiense Gold Reserve anunció que Venezuela le pagará en dos años lo comprometido tras ganarle un laudo a la República, según reseñó RT en su  portal web.

La primera cuota fue de 40 millones de dólares. Los pagos se harán mensualmente y, del monto total restante, alrededor de 30 por ciento tendrá como garantía los bonos de la República. La negociación se hizo sobre la base de un acuerdo pre-existente, que instaba a Venezuela a pagar el monto total en cuatro meses.

Los desafíos de liquidez que ha afrontado la economía venezolana, asediada por el capital internacional, obligaron al Ejecutivo a sentarse a renegociar los términos de pago, luego de un proceso judicial que favoreció a Gold Reserve tras la expropiación del yacimiento Las Brisas.  “Fue una operación financiera bastante convencional”, explicó a RT una fuente vinculada con la negociación.

Pero el pacto no queda allí, de acuerdo a un comunicado publicado por Gold Reserve, la compañía prevé avanzar con el Estado venezolano en el desarrollo de una empresa mixta, llamada “Siembra Minera, S.A.”, que explotará los yacimientos de oro y cobre en la región Guayana (sureste).

El más ambicioso

La mayor fuente de ingresos de Venezuela proviene de la explotación del crudo, cuya cotización experimenta una leve recuperación después del titánico esfuerzo hecho por los países Opep (Organización de Países Exportadores de Petróleo) y no Opep para estabilizar los precios. En los últimos dos años, sin embargo, la tendencia a la baja del mercado petrolero ha limitado la entrada de recursos al país y la economía ha sufrido las consecuencias.

Esa coyuntura, aunada a la inmensa presión de los centros financieros hegemónicos, ha empujado a la nación a buscar nuevas fuentes de ingreso en la actividad no petrolera para reflotar la economía. Allí, las ingentes riquezas minerales que posee el país, especialmente en el estado Bolívar, se perfilan como la opción más factible para ver resultados positivos para las cuentas nacionales en el corto plazo.

Por eso en la negociación con Gold Reserve está prevista la constitución de una empresa Mixta, la primera de su tipo en la historia de Venezuela, que arrancará con una inversión de 2 mil millones de dólares. Hasta ahora, es el proyecto, fuera del petróleo, más grande emprendido por Venezuela.

Potencialidades

De acuerdo con la información recabada por RT, la empresa “Siembra Minera” prevé generar en el tope de su construcción unos 3.000 empleos directos y 9.000 indirectos en la región guayanesa, con transferencia tecnológica inmediata.

Las reservas auríferas certificadas en Venezuela por Gold Reserve ascienden a 50 millones de onzas, es decir, más de 1,4 millones de kilogramos de oro. Esa cantidad es equiparable a todas las reservas que tiene Rusia del metal precioso en su banco central (45,52 millones de onzas).

De las ganancias que reporte la compañía mixta, 55 por ciento irá a las arcas de Venezuela. Se tiene previsto que el tope de producción sea de 1,5 millones de onzas de oro al año, lo que convertirá a la empresa en una de las más rentables del mundo, teniendo en cuenta que según el ranking de firmas elaborado por Mining Press (diario online especializado en minería), el yacimiento Grasberg en Indonesia -que lidera el conteo y pertenece a Barrick Gold- genera 1,23 millones de onzas anuales.

En medio del asedio de los capitales internacionales y la prensa que se ensaña contra la economía venezolana, inversiones del calibre de Gold Reserve son, cuando menos, una apuesta de confianza. /