Caracas, 20 de marzo de 2017.- El Gobierno sudafricano espera por la aprobación del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) para la venta de misiles por valor de un mil 500 millones de rands (la moneda de curso legal de Sudáfrica) a Irán, reseñó Hispantv.

Según informa el portal mybroadband.co.za citando el diario Rapport, el gobierno sudafricano busca obtener la luz verde del CSNU para la venta de misiles.

En este sentido si CSNU acepta la venta de estos misiles al país persa sería el mayor acuerdo alcanzado hasta el momento para la venta de éstos.

La venta de estos misiles se realiza con base en un memorandum de entendimiento firmado entre Sudáfrica e Irán en 2016 para impulsar las cooperaciones en materia militar y defensiva.

Según el acuerdo los dos países reforzarán la cooperación en los campos de seguridad marina y la lucha contra la delincuencia organizada.

A pesar de que Irán fue retirado de la lista de países de las Naciones Unidas a los que no se le puede proporcionar armas, la aprobación del comité de sanciones de la ONU sigue siendo necesaria para el traspaso de la tecnología de misiles.

Umkhonto es un misil antiaéreo de lanzamiento vertical (VLS) basado en el misil aire-aire U-Darter, producido por el sudafricano Denel Aerospace Systems Company (anteriormente Kentron). Tiene dos versiones, Umkhonto-IR, guiado por infrarrojo y Umkhonto-R, guiado por radar.

La nota de prensa de Hispantv destaca que el misil fue diseñado para hacer frente a varios objetivos simultáneos, el Umkhonto-IR es el primer misil VLS guiado por IR.

También es el primero con capacidad de lock-on-after-launch, es decir, después del lanzamiento el misil vuela a un punto determinado por la dirección de inercia y después activa su buscador de infrarrojos de dos colores.

Las actualizaciones sobre la posición del objetivo se envían por el barco al misil por enlace de datos, permitiendo al Umkhonto actualizar su trayectoria para contener las maniobras evasivas.

El Umkhonto tiene superficie de control aerodinámico y salidas de empuje vectorial, permitiendo al misil una maniobrabilidad de 40°. El sistema de dirección permite accionar los disparos en 3D y participar hasta en 8 objetivos al mismo tiempo.

El misil utiliza un propulsor de baja emisión de humos para evitar la detección visual de aviones enemigos. En julio de 2005, el Umkhonto fue probado con éxito en escenario de varios aviones no tripulados contra Skua Denel.

El misil es utilizado por las fragatas de la Armada de Sudáfrica en su Meko A200 y en el Ejército, en su versión terrestre. Asimismo es utilizado por la Armada de Finlandia, en su clase de buques de patrulla Hamina. En 2004, la marina de Brasil ha mostrado interés en comprar el misil para el portaviones São Paulo.

Cada Umkhonto pesa 130 kg, tiene 3,30 m de largo alcance de 12 km (25 km en la versión R) y con una velocidad Mach 2,5 (800 m/s).

Irán es uno de los pocos países que cuenta con la tecnología avanzada en cuanto a la fabricación de misiles balísticos de alta precisión.

El ministro iraní de Defensa, el general de brigada Husein Dehqan, la semana pasada informó que Irán cerró el año registrando avances considerables en la industria de la defensa, donde experimentó un “aumento del 45 por ciento en la capacidad de producción de armamentos”.     /EM