Caracas, 21 de abril de 2017.- El vicepresidente Ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela, Tareck El Aissami,  llamó al pueblo venezolano a mantenerse en movilización constante para hacer frente a los ataques terroristas de la derecha venezolana.

“Debemos alertar al pueblo a la máxima conciencia de unión popular junto a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana”, dijo en entrevista en el programa Con Amorin.

El Aissami dijo que “estamos enfrentando una guerra no convencional”con un fin golpista que busca robarle la paz al pueblo que tiene una conciencia histórica.

Al mismo tiempo destacó que el plan golpista de la ultraderecha está en desarrollo y destacó que la oposición venezolana  no está al margen de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

“La derecha golpista de nuevo llama al terrorismo, un nuevo episodio de odio, intolerancia ha llenado de dolor las calles de Venezuela”, resaltó.

Subrayó que hay un pueblo aferrado a la Carta Magna y leal a las políticas sociales de la Revolución Bolivariana.

“Tenemos un Presidente (Nicolás Maduro) que responde a las causas populares y no responde a las llamadas de un embajador del imperio o un grupo económico”, dijo.

Señaló como responsable de los actos terrorista  ocurridos el jueves  20 de abril  la parroquia El Valle al diputado opositor José Guerra, y al parlamentario de la derecha, Tomás Guanipa.

El vicepresidente Ejecutivo precisó que estos parlamentarios de la ultraderecha están vinculados a  bandas criminales que atacan al pueblo desde las zonas populares.

Resaltó que serán derrotados la derecha venezolana como sucedió el 13 de abril del 2002, “están desesperados (…). Ustedes no saben el espíritu combativo de nuestro Presidente, Nicolás Maduro, y todo el equipo que lo acompaña, junto a su pueblo que es mayoritariamente chavista”.

Cabe recordar que el  jueves, 20 de abril, varios sectores de Caracas fueron escenario de violencia y terrorismo que perturbaron a la paz, tales como el sector El Valle en los ataques a las instalaciones del Materno Infantil Hugo Chávez, daños y destrozos en las avenidas.